UOC

Hasta pronto amigo Manuel Llao.

manuelllao

Empezaste a dar tus primeros pasos en medio de la lucha social, en la cual tus padres y hermanos de la comunidad luchaban por días mejores para compartir el pan, la esperanza y la amistad. Así llegaste a las filas del movimiento social, luchando por la unidad.

Pasó el tiempo, recorriste todo el territorio, y en esa lucha, fuiste uno de los grandes que tuviste una amplia comprensión de crear una poderosa alianza de campesinos asalariados, con pequeños productores, trabajadores temporeros y los pueblos originarios para impulsar la estrategia de la Agricultura Familiar Campesina.

Y así compañero Manuel Llao, después de años de lucha, con acierto y errores, lograste junto a otros hombres y mujeres, influir en concitar un movimiento que fue capaz de terminar con la dictadura y por esa tan relevante razón, tu nombre quedara grabado en las arterias del pueblo por donde marcha  la amplia unidad del movimiento campesino e indígena chileno que surgió para recuperar la democracia, las libertades públicas, el respeto a los derechos humanos, la defensa del medio ambiente y para abrir los espacios para desarrollar la justicia social.

De temprana edad empezaste a caminar desplegando en alto las banderas de la redención social y de la justa redistribución de la riqueza, les hablaste a los jóvenes, a los hombres y mujeres, dentro y fuera de las comunidades mapuches, de la importancia de la organización y de la unidad para avanzar tras el horizonte de un territorio liberado de la explotación y de los abusos, pero generoso con la libertad, la solidaridad y la dignificación de los seres humanos.

Hoy. tras tu partida, numerosos jóvenes que militan en las filas de tu querida Asociación Nacional LEFTRARU sabrán continuar con la obra aun no concluida y que requiere de mayor unidad y fuerzas para vencer el egoísmo y la las injusticias del neoliberalismo.

Compañero Manuel, cuando ya estás en el más allá, en el sitio de los luchan por las causas justas, te agradezco la amistad el compañerismo que compartimos en la común causa por la profundización de la democracia.

                                     Eduardo Henríquez P.

                                            Periodista

Sìguenos en Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Current ye@r *